miércoles, 25 de septiembre de 2013

Fiat Regatta Strada!!!

Las ciudades del interior son lugares propicios para que las marcas de autos realicen ensayos con diversos modelos. Tal parece ser el caso de esta Fiat Regatta (¿porqué en la Argentina se llamó "Regatta" y en Italia "Regata"?) Strada, la que sería la próxima incorporación de la marca italiana en el segmento de las mini pick ups. Con una configuración mecánica muy similar a la Palio Adventure, la Regatta Strada tendría su versión deportiva. Aquí fue pescada en un ensayo de la gente de Fíat en algún lugar de La Pampa. Disfrútenla.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Catarsis

En Autopeste nos gustan los autos populares. Preferimos los autos populares, sobretodo porque creemos que con presupuestos elevadísimos cualquiera te diseña una Ferrari, pero cuando hay que lidiar con plataformas preexistentes, con motores no tan modernos y limitaciones en cuanto al precio a cobrar, la cosa cambia y es una oportunidad para la creatividad de una marca. Sin embargo, hay autos populares que no nos gustaron cuando eran novedosos y estaban en producción, pese a lo cual le encontrábamos algunas cosas destacables, algunas soluciones interesantes, y respetábamos cuando estos autos eran elegidos por las grandes mayorías para las que habían sido pensados. Hay algunos de estos autos a los que les hemos encontrado virtudes y disfrutes mucho después de haber sido dejados de fabricar, que se suman a los que ya gozábamos. Sin embargo, algunos de estos autos no nos han representado ningún placer cuando se fabricaban y ni siquiera nos despiertan ese placer ahora, mucho tiempo después de haber sido desprogramados por las terminales. Uno de estos casos es -y disculpen la opinión personal- el Renault 12.
No nos gustaba cuando era nuevo: ese aspecto flacucho, las rueditas pequeñas, las horribles llantas, el baúl lanzado hacia abajo que le impedía una capacidad mayor, el piso irregular que no permitía poner ambos pies sobre un mismo plano, los tapizados, el tablero extremadamente austero, las perillas y comandos de plásticos negros brillosos, los faros delanteros como "empotrados" bien adentro del conjunto trompa-parrilla, la ubicación de la rueda de auxilio, esa nervadura que recorría todo el lateral y determinaba una sección romboidal que quitaba espacio interior, esas manijas que siempre fallaban al primer accionar, esa sensación de estar a contramano de las tendencias de diseño de la época. Y sobretodo, las casi inexistentes actualizaciones que sufrió durante su larga carrera, que incluyó muchos años siendo el auto mas vendido de la Argentina. En varios lugares del país aún pueden verse antiguos Renault 12, a los que se les han sumado los Dacia que vinieron en los '90 y que parecen tener un aspecto aún mas desmejorado.
Y uno a veces se los queda mirando y se pregunta: ¿esa especie de rectángulo cavado en el medio del capot, qué significa? Sobretodo, cuando todos los autos de la época intentaban alguna prominencia en ese lugar, para insinuar un motor enorme que no cabía en el vano motor, ¡pero una cavidad! Feo. Esa especie de depresión que tiene el techo en su sector trasero, que se transforma en una especie de moldura que baja hasta la cintura, la "bolsa portaobjetos" de las contrapuertas, fabricada en cuerina y rematada por un borde elastizado que se gastaba con el uso y quedaba una masa informe que colgaba, ese corte abrupto hacia arriba en la línea de la ventanilla delantera, innecesario y que impedía poner allí un espejo de control manual interno...Para colmo, ni los yanquis tuvieron revancha: el Renault 12 estaba a punto de salir a la venta en Brasil cuando la empresa que iba a fabricarlo, la Willys Overland del país hermano, harta de fracasar con antiguos modelos americanos, declinó seguir con su actividad y le vendió la fábrica a Ford. La empresa norteamericana vistió al Renault 12 con otra carrocería y así nació el Ford Corcel. Otra albóndiga en cuanto a diseño. Francamente, no le encontramos nada lindo, y ni la nostalgia nos ayuda. Disculpen la catarsis, pero teníamos ganas de decirlo.

martes, 2 de noviembre de 2010

Toyota Hilux ¿Hacemos el camino?

Ay, los publicitarios. Soberbios, creyentes de que son una instancia superadora de la condición humana...Todos podemos comprender alguna inexactitud en la concepción de sus ideas, pero entre que una idea es concebida y hasta que llega a ver la luz pasa por múltiples instancias, varias manos, sucesivos análisis, en los que, si hay un error, hay tiempo de corregirlo, alguien se tiene que dar cuenta. Salvo que se piense que la gente no sabe nada...pero sabemos que eso en nuestro país no sucede. Mirábamos la publicidad nueva de Toyota Hilux, cuyo slogan es "Hacemos el camino" y a uno, que es un poco malintencionado, lo asalta un pensamiento: ¿puede ser que no se dieran cuenta, que nadie les haya dicho, que a nadie se le prendió la alarma de que algo en esa idea no cierra? La pregunta es: Si Toyota Hilux hace el camino ¿¿¿¡¡¡para qué carachos, demonios, coños, es 4x4!!!???

sábado, 9 de octubre de 2010

Auto-Paraíso-Clásica

Quien esto escribe, lo hace hoy, tecnología mediante y maravillado, desde AutoClásica. La ya tradicional feria de autos clásicos que se realiza en los jardines del Hipódromo de San Isidro pone lágrimas en mis ojos y despierta nuevamente esa pasión por estos verdaderos autos. Ese olor a cuero, a pintura usada, a caucho, a aceite y todos esos olores mezclados, es un renacer espiritual para mí. Sumados a estos añosos árboles y el entorno de espacio libre y abierto me hacen sentir profundamente relajado. Pero permítanme recordarles la primera vez que acudí a esta muestra, que fue en su primera edición, con mi habitual descreimiento y el prejuicio del lugar donde se realiza. No había mucha gente, un fin de semana lluvioso. Entré y ni bien superé el sector de ingreso, mi corazón comenzó a dar saltos en mi pecho. Aquellas marcas que apenas eran un eco en mi memoria, algunas sólo una foto: Cord, Riley, Elea Francis, Morgan, Rugby, Hansa, los Jaguar XK, Austin, Packard, y casi todas las marcas inglesas, y pido disculpas por las que me salteo, no sólo no eran un recuerdo, sino que allí estaban, se podían tocar y ¡había con quién hablar de ellos! Ni la lluvia ni el consiguiente barrial me frenaron. Con mi precario paraguas, -me mojé, y mucho-, pude sentir algo que nunca antes había sentido. De ciertos autos raros había no sólo uno, ¡sino varios! Y yo, como un nene en una juguetería, babeado ante esas bellezas. Por supuesto, no falté mas a AutoClásica. No importa quién lo organice, ni el costo de la entrada (para mi siempre exiguo) pero nunca tuve el valor de pedir que me dejen entrar de favor. Ustedes pensarán que esta apasionada nota es una invitación a que vengan en masa a AutoClásica. Pues, no. Todo lo contrario. No vengan a AutoClásica, ni vengan jamás. Ni se asomen. Si quieren seguir apreciando los autos que vemos por nuestras calles, que nunca estarán en estos pasillos, paridos del desamor para con el usuario, con una mano en el corazón y estas lágrimas de Victor Hugo Morales relatando el gol de Diego a los ingleses, de quien ha tenido un episodio de cercanía a la muerte y ha visto el Paraíso y al volver todo le parece gris, les pido que no vengan y puedan seguir sintiendo que la mediocridad es la misma vida, sólo para seguir viviendo.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿Ford P100?

La Ford P 100 fue la versión Pick Up de nuestro conocido Ford Taunus y de la que aquí no tuvimos ni noticias. Se fabricó en Sudáfrica primero y luego en Portugal, y se distribuía en Europa y también en Australia. Desde el año '88 existió una P100 que era la versión pick up del Sierra, que había reemplazado al Taunus seis años antes. Esta generación de P100 es aún muy popular en el Viejo Continente, ya que sus fans suelen ponerle partes de los Sierra mas evolucionados, como motores Cosworth y otras locuras. Andando por esta Argentina encontramos esta, que no será una P100 original, pero es un caso de "evolución convergente", como ha ocurrido entre los peces y las ballenas. Alguien "inventó" una P100 por estas Pampas y hasta le dejó un pequeño cristal detrás de la ventanilla delantera, como un detalle estilístico. El estado del vehículo era lamentable, pero de todos modos queríamos compartir con los lectores de AUTOPESTE la curiosidad. A la izquierda, la P100 original, que tenía el chasis extendido y hubiera sido por aquí una excelente competidora de la pick up Peugeot 504.

lunes, 16 de agosto de 2010

La vuelta de Talbot y el asquito de algunos

La información hizo agarrar de los pelos a muchos: pensando en mercados como el nuestro, el grupo PSA haría resucitar la legendaria marca Talbot como nombre de sus nuevos proyectos Low Cost. Así como Renault tiene en Dacia su estandarte en este tipo de productos, Talbot sería la Dacia de Peugeot-Citroën. Si bien a Renault Argentina se le puede criticar el no blanqueo de esta situación, por estas costas, los gritos al cielo no tardaron en aparecer: ¿Cómo se atreven a vendernos productos de segunda a nosotros? ¿Qué se creen? ¿Nuestra plata no vale? Dicen señores que instantes antes se bajaron de autos que llevan una marca "de primera" en su capot, pero que fueron concebidos veinte años atrás, que son derivados locales de dudoso diseño, que tienen un equipamiento con muchos faltantes lógicos, que tienen plásticos deplorables, terminaciones lamentables, que no ofrecen una verdadera oferta de colores, que cuestan lo mismo que sus sucesores europeos de hoy, que consumen mas de lo normal, que son la versión de un extraño país oriental de un añoso auto europeo, y que para la central de la marca en cuestión no es mas que una forma de levantar guita en el tercer mundo con tecnología ya superada. Y si no te gusta, jorobate. No sea cosa que la marca se enoje y se vaya del país dejando miles de trabajadores en la calle, o cierre la planta porque en Brasil cuesta menos fabricar el desecho que te venden como auto. Pero de eso nadie se queja. Por el contrario, estos autos "Low quality" se venden mas que nunca. Eso si: está mal que vuelva Talbot. Para todos esos muchachos, tengo una noticia que los hará avergonzar, tal vez, de su propia historia. Hubo un Talbot que se fabricó en la Argentina, con mucho éxito y fue muy querido. Aquí no se llamó Talbot, pero en Europa tuvo su correlato en esa marca, además de Hillman y Chrysler. Ahí lo tienen en la foto, el Talbot Avenger. ¿lo reconocen?

sábado, 14 de agosto de 2010

Ford Fiesta 2010 y 1/2: Teneme el saco!

Esta segunda generación del Ford Fiesta que se conoció en la Argentina ya vino mal parida de entrada: forma parte del proyecto Amazon que generó una plataforma regional que también formó parte de la EcoSport, que fue lo que en definitiva salvó el proyecto. Las ventanillas del modelo resultante terminaron siendo marcadamente mas pequeñas que las de su similar europeo, restándole parte de su estética. El motor, el añoso 1.6 tampoco ayudó. Años mas tarde se produjo el primer restyling y su primera demarcación respecto de lo que le quedaba de su similar europeo. Una trompa olvidable que además conllevó la disminución en la calidad de los acabados. Pésimos tapizados y un aspecto interior muy desmejorado, con un precio que nunca fue de los mas acomodados. Digamos que Ford utilizó la estrategia de que la marca de autos mas prestigiosa del país debería venderse sola, sin darse cuenta de que esa idea hace veinte años que no les funciona. Ahora, con la pronta llegada del totalmente nuevo Ford Fiesta que dicho sea de paso, entre rumores, notas varias, gacetillas periodísticas y promesas de que “ya sale” va a ver la luz en 2011 cuando en Europa salió en 2008, en vez de pensar en echar este Fiesta Mercosur en el definitivo olvido y pensar en escalonar bien el nuevo modelo, aparece este nuevo restyling que ya nos suena a cargada, a tomada de pelo, a mojada de oreja. También recurre a otro recurso ya remanido en estos engendros brasileros y que nos harta: todo rediseño debe tener tazas cada vez mas rebuscadas. Y también tiene unas tomas de aire dignas de un taller tunero de cuarta. Queda claro: este nuevo viejo Fiesta va a quedar en el escalón de abajo, mas o menos accesible para el asalariado común, para el plan Ovalo y susceptible de bajar el equipamiento según se necesite aunque tenga que venir con cinturones de seguridad de hilo sisal. Tal vez hasta lo llamen “Fiesta One”. El otro Fiesta, el nuevo, proveniente del exterior, va a tener una escala de precios superior, posicionado mas arriba y para un público de mas categoría. Así, un señor que dispone de un cierto capital y éxito en su vida profesional va a manejar un auto que en Europa ocupa el nicho de mercado de un Fiat Duna bien equipado. Mientras tanto, el Focus construido en Pacheco, que da trabajo a obreros argentinos, va a verse canibalizado porque si el Fiesta se le superpone en precio, va a tener que subir los suyos, con la lógica pérdida de mercado. Y pensar que uno criticaba los paragolpes del Sierra, que provenían de la versión norteamericana de la XR4Ti en lugar de los estilizados del modelo europeo. ¡Ojalá hoy sea esa la única diferencia! Porque esta nueva trompa del nuevo viejo Fiesta, que nos parece una cargada, con ese intento de acoplar líneas rectas del remanente New Edge con este intento redondeado que tampoco es Kinetic Design y esa enorme parrilla baja, negra, estéticamente insostenible, de tan bajo vuelo estilístico y de la que se nos hace muy difícil ejercer una crítica sin terminar en el exabrupto, nos hace sentir realmente ofendidos, al punto tal de buscar algún cráneo de Ford, si todavía hay alguno, invitarlo a salir a la calle, pronunciar a algún amigo aquella frase del barrio: “-Teneme el saco-“ y asestarle unas cuantas trompadas.

sábado, 31 de julio de 2010

Remando en dulce de leche rancio

No se si llamarlo "crisis", pero los post en este blog se han ido espaciando. Seamos sinceros: pese a las ventas record, las marcas no responden a la atención que el mercado pone sobre sus productos con lanzamientos que se correspondan con el nivel de ventas. Se llama mezquindad: a lo sumo versiones de modelos ya existentes. Alguna 4x4 en versión 4x2, un olvidable rediseño de trompa, y así. Pero tengo que reconocer que, mas allá de las ocupaciones, digamos, rentadas, me cuesta un poco escribir en este espacio: el camino que las terminales han elegido, ese de juntarla con pala e invertir el billetito que se cae, lejos de disiparse, parece profundizarse, y parece que vamos a tener de aquí a años por delante esos horribles modelos brasileros, muy respetables, pero impropios al mercado argentino, igualmente respetable. En Autopeste creemos que Argentina y Brasil son como dos vecinos que no tienen nada que ver entre sí, pero a los que obligan a asociarse por el sólo hecho de ser vecinos, y el mas rico impone las decisiones. Como esas películas norteamericanas tipo "Extraña Pareja". Ya ni siquiera caretean con la idea de que les interesa nuestro país. Estos autos parece que han venido a quedarse y generar una cultura automovilística en ese sentido. De modo que no es raro que el Gol Trend sea el auto mas vendido o que nuestros hijos o nietos mueran por tener una pick up pequeña. Y cansado de ver lanzamientos de autos que cada vez se parecen mas a supositorios con ruedas, con ventanillas diminutas, con líneas y nervaduras ociosas, parrillas desmesuradas buscando la personalidad que el talento de los diseñadores no pueden otorgar, sobreabundancia de plásticos negros, de tapizados negros, de marcos de puertas negros, con motores del año del jopo, plataformas antiguas y precios similares a los que en origen ocupa el mismo nicho de mercado, junto al escaso o casi nulo ejercicio de la crítica por parte del "periodismo oficial" cuya obsecuencia con las marcas ya alcanza el hastío, al menos por repetida, me he desilusionado un poco. Al punto que me siento remando en dulce de leche y sintiendo que ya nunca volveré a sentir ese goce estético que sentía ante un lanzamiento nuevo, al tocar un auto bello y querer comprarlo aunque mis posibilidades no lo puedan alcanzar. Porque ni se constituyen en un objeto de deseo. Porque en un país donde los diseños propios nunca abundaron porque nos convencían de que eran mejores los diseños norteamericanos, alemanes, ingleses, franceses, italianos que las marcas traían de sus lugares de origen, hoy nos quieren convencer de que, en reemplazo de todos aquellos, el diseño brasilero es la única opción, cuando en el mejor de los casos, proviniendo de un sólo origen, se empobrece el mercado, al menos en el segmento de precios que puede alcanzar un simple ciudadano con un sueldo mas o menos bueno. Porque si se trata de fabricar autos que no se corresponden con los que cada marca fabrica en origen, aprovechemos y desarrollemos nichos de mercado que han sido tradicionalmente exitosos en la Argentina. Por ejemplo, no hay coupés. Claro, con u$s 200 mil uno se compra un Porsche, pero no es ese el tema. Una coupé, como la Taunus, Dodge, Chevy... ¿no se puede desarrollar un Focus Coupé? Ni siquiera hay algo deportivo. No hay un auto mediano familiar popular, con servicio en todo el país, mecánica relativamente sencilla y repuestos que no cuesten un Potosí. Se persiste en importar autos que en origen son relativamente baratos, pero que, importación mediante, se hacen caros, entonces se lo dirige a un mercado "exclusivo", cuando en origen está "ahí". En pleno reino de las 4x4 no hay una "Estanciera": una rural -no doble cabina donde la carga se te moje o se te embarre- polivalente y relativamente económica, que pueda pasar de "auto" a "utilitario" fácilmente sin que la carga te arruine los plásticos interiores. La F100, orgullo argentino, murió, o la mataron. Junto a la C10 y alguna otra. Que no me digan que la reemplazaron por la Ranger, que es mucho mas chica y cuesta mas. Se eliminó el segmento A. Como mucho, alguna marca lanza algún auto del segmento B con casi nulo equipamiento y en las publicidades dicen que es un "segundo auto", o "para los jóvenes", como si marcas que han consolidado su fama fabricando autos baratos sintieran vergüenza de venderle un auto al laburante que sólo puede llegar a eso. Así, en el interior un Fiat 600 o un Citroën 3 CV pueden costar 20 mil pesos, o la gente se compra peligrosos ciclomotores. No se investigó un nicho de utilitarios de primera motorización, no se piensa en energías alternativas. Y cuanto mas se vende, a diferencia de otros tiempos, no hay autos que no sean grises, o grises azulados, o grises verdosos, o grises amarillentos. Y ni hablar de elegir el color del tapizado, y ni soñar con otro color de tablero. Y ni siquiera se menciona la necesidad de establecer normas que midan el nivel de seguridad. Esa deliberada mediocridad me hace replantear la continuidad de Autopeste, porque me empiezo a sentir cada vez mas lejos de eso que llaman industria automotriz, y me niego a ser un nostálgico de algo que, lejos de ser glorioso, era, simplemente, normal. Porque no me banco que la gente corra como moscas a un dulce de leche que resulta agrio, poco y caro, pero que una vez que se lo comen lo perciben como el mejor Chimbote, acaso porque nunca probaron Chimbote. Porque han logrado que para mi y para vaya a saber cuántos, un auto sea como una cortadora de césped: a nadie le importa qué marca sea una cortadora de césped, ni de qué color esté pintada, ni si se diferencian en el diseño, ¡ni el diseño mismo!, sólo que cumpla con su función. Entonces, para qué hablar de cortadoras de césped.

sábado, 19 de junio de 2010

Moco

La gente de Chevrolet está enviando este mail de felicitación por el día del padre, y creemos que se mandaron flor de moco. La imagen del papá que sienta a su hijo en el regazo frente al volante, para colmo sin cinturón, más allá de lo simpática que pueda caer, nos parece violenta: en un país con tasas de inseguridad vial al primer nivel mundial, tan siquiera mencionar esta idea resulta una burla. Aunque tal vez, y sólo tal vez, el auto esté detenido -la imagen apela a la suficiente ambigüedad que admite el no hacerse cargo-, no dejamos de ver escenas de este tipo a lo largo de todo el país con el auto en movimiento y un papá pelotudamente baboso, cuando no se trata del abuelo. Y, pese a la salvedad publicitaria, no deja de invitar a la mala práctica. Esperemos, roguemos que alguna vez en este país, los publicitarios comiencen a pensar en la gente en vez de en los logros y la figuración personal a través del golpe bajo y cursi.

jueves, 6 de mayo de 2010

Nuevo Fiat Uno: Cada vez mas lejos de Italia

Si por algo podría alegrarnos la aparición del Nuevo Fiat Uno sería porque el Uno actual sería finalmente reemplazado, dejando en su lugar un producto mucho menos legendario que el original, pero al fin y al cabo, mucho mas moderno. Nos es muy grato ver que una marca tradicionalmente generalista inicia una renovación por el segmento de mas abajo, algo que no ocurre desde que Ford lanzara el Ka en 1997, en vez de procurar dar "imagen de marca" con productos de segmentos altos que por su precio rara vez se ven en la calle y de los que raramente se termina consiguiendo un repuesto. Por donde no nos podríamos alegrar es que se perdería un modelo original italiano (con un par de restylings muy suaves en el lomo) a favor de estos diseños Mercosur que generalmente dejan mucho que desear. ¿Qué queremos decir? Que ya que la prensa asocia este nuevo Uno con el actual Panda italiano, al cual se parece mucho menos de lo que dicen, cabe la pregunta de siempre ¿Y porqué no fabrican el Panda italiano y el reemplazo era Italia por Italia? La respuesta es la ya gastada del producto que se adapta al Mercosur y bla, bla, bla. La plataforma del nuevo modelo es la misma. Y aquí volvemos a refutar al periodismo "oficial", que dice que se trata de la del Palio/Siena, porque ésta, a su vez, es la del viejo Uno. Tendrá otras suspensiones, pero es esa vieja plataforma originada en Italia en 1983. Igual tenemos que decir que, si bien los diseños Mercosur no son de nuestro agrado en general, este Uno no está tan mal. Adolece de cierto planteo demasiado convencional en los laterales que intenta despegarse con una trompa y cola algo jugados. Y aquí nos detenemos: Si todo el auto venía más o menos bien...¿tenían que arruinarlo con esa absurda y horrible parrilla con tres agujeritos asimétricos? Si lo que buscan es darle personalidad, para eso tienen los casi cuatro metros que mide un diseño de este tipo. Otra vez, la prensa dice que es una suerte de "homenaje" al Fiat Panda original, que tenía una parrilla similar (ver foto)pero en todo caso es una nostalgia que no sentimos, porque hasta donde yo se, Fiat Panda en la Argentina (y me animo a decir que en Brasil) han habido contadísimas unidades. Me atrevo a decir que hubieron mas Seat Marbella (la versión española) que Pandas, y el Marbella ya arrastraba las forzadas modificaciones a las que recurrió Seat para despegarse de Fiat. Cabe aclarar que esa parrilla del Panda fue tan criticada, que al primer restyling quedó en el absoluto olvido. Deseamos lo mismo para este Uno. Pero lo que creíamos iba a ser una renovación del veterano Uno no será tal: el viejo seguirá entre nosotros, adjudicándole al nuevo un lugar muy indeterminado en la gama Fiat. Va a tener que moverse en valores que "floten" artificialmente entre los del actual Uno y el Palio mas económico y eso muchas veces genera precios ridículos y situaciones raras en la concesionaria: "Poné mil mangos mas y te llevás un Palio" o tal vez ocurra un empobrecimiento aún mayor en las terminaciones del actual Uno, o la desaparición de algo de equipamiento. Pero el nuevo Uno es un bonito auto. Para nosotros, lo de siempre: comprarle a una marca, en este caso italiana, un producto diseñado en Brasil es como comprar un Rolex hecho en Taiwan al precio del fabricado en Suiza.

jueves, 15 de abril de 2010

¿Ven? Eso es lo que me revienta!

Creo que fue en 2004, cuando se presentó en la Argentina el Volkswagen Fox. El día de la presentación había un clima de desconcierto. No entendíamos bien que lugar venía a ocupar este modelo, del segmento del Gol, pero con un precio mas elevado y un nombre que era un "comodín" de la empresa en varios mercados. De hecho, "Fox" se llamó el Gacel exportado desde Brasil a los Estados Unidos en los '80. Cinco minutos después de la presentación, los directivos de Volkswagen tenían una opinión de los "expertos" sobre el auto, que al poco tiempo se reflejó en las concesionarias: el tablero lucía muy pobre, algunas terminaciones dejaban qué desear, un diseño algo impersonal, etc. Durante todos estos años, Volkswagen "surfeó" las críticas prometiendo un restyling para algún momento, pidiendo a la prensa especializada, que está decididamente enamorada de la marca o al menos, de su departamento de marketing, que no "maten" al modelo en las notas, que sean suaves con las críticas y cosas así. Finalmente, hace unos días, Volkswagen ha lanzado el mentado rediseño del auto. Y debemos confesar que nos gusta. El rediseño de la trompa le ha hecho ganar personalidad y acentuar ese aspecto aleman del modelo, además de darle el look de la marca que, aunque VW insista, no ostenta el Gol Trend. El interior luce -por fin- muy mejorado y hasta da ganas de ir a la concesionaria a preguntar por uno, si no fuera que, en vez de poder comprar el rojo de la foto, nos van a obligar sutilmente a aceptar una de las tantas variantes de grises que saturan nuestras calles. Todo el auto está mejor. Es más: creemos que compararlo con el Chevrolet Agile, como ha hecho una publicación, es como comparar a Messi con Stracqualursi. Pero lo que me revienta, digo en el título, es el exagerado canchereo que ahora hace la marca con el restyling. Si durante seis eternos años no respondieron a las críticas, ahora que lo hacen, no se vanaglorien por cuanto medio en el que salen, de algo que tendrían que haber hecho en 2005 o 2006 y juéguenla de callados. Impongan el producto por la calidad y el boca a boca, que si el rediseño tardó no es por culpa de los clientes que criticaban al Fox, sino por la sordera de la marca alemana cuando tienen que responder a las demandas de una "provincia" como la Argentina.

martes, 13 de abril de 2010

¡Estanciera 4 puertas!

Ya no es usual ver una Estanciera por la calle. Mas aún, a muchos jóvenes hay que contarles que alguna vez hubo un vehículo de esas características. Pero esta, con sus lógicos signos de deterioro, fotografiada (mal) estacionada en una esquina del Gran Buenos Aires, tiene una característica especial: una puerta adicional sobre el lateral derecho. En la foto se ve el picaporte de esa puerta trasera, y juro que funcionaba. Es cierto que en Japón, la fabricó Mitsubishi en una versión de 5 puertas que aquí hubieran hecho que este vehículo sea mucho mas elegido aún. Pero en este caso, tiene que ser algún tipo de transformación que realizaba algún carrocero, ya que no era así de fábrica. El ejemplar es aún mas curioso: sobre el lateral izquierdo sólo tiene una puerta. Así que esta no es una versión "5 puertas", sino, de 4 puertas. ¿Quién la habrá hecho? En un comentario adjunto a este post, un lector nos desayuna que estas Estancieras fueron fabricadas por la mismísima IKA en cantidades bastante exiguas con el objeto de ser utilizadas como taxi. No lo sabíamos, pero ahora sí. Muchas gracias al lector.

jueves, 1 de abril de 2010

La imprudencia viaja en dos ruedas (2)

Cuarenta y ocho horas después del hecho anterior, a poco mas de un kilómetro del lugar cercano al que vagamente -comprenderán- describimos en el post anterior, nos encontramos con un hecho similar. No se trata de hacer sensacionalismo con el tema, pero lo que quiero es resaltar que, lejos de ser hechos aislados, se trata de un hábito muy frecuente en localidades del interior en los que los medios de transporte público dan lástima. En la foto vemos sobre la moto al nene adelante, a papá conductor en el medio y a mamá atrás. Todos con casco, lo que nos hace ver una intención de "estar en regla". La foto se hizo a la hora en que los chicos salen de la escuela, lo cual hasta explicaría la situación. También he visto casos de "nene sanguchito", es decir, con el nene al medio y en motos mas pequeñas. Lamentable.

domingo, 28 de marzo de 2010

La imprudencia viaja en dos ruedas

Las fotos son malas, pero apelo a la buena visión de los lectores de Autopeste para poder interpretarlas. El tema es que, con el tema Baradero fresco en la memoria, estas cosas parecen inauditas. Probando autos por el interior del país nos solemos encontrar con estas cosas, así que hice el esfuerzo en este caso, de no dejarlo pasar y de detener el auto para poder hacer, como pude, estas tomas con el celular y cuando ya estaba anocheciendo, así que sabrán disculpar. En la moto, viajan Papá, conduciendo. Y atrás va Mamá, que lleva en sus brazos a un nene de unos tres o cuatro años. Los tres van con casco, como si eso los alejara de los riesgos. ¿Qué pasaría ante un leve impacto con ese nene cuyo único sostén es el brazo de la mamá que le rodea el cuerpo? Es una gran imprudencia que pasaba desapercibida en medio de los demás conductores y supongo que de algún agente de la ley. Pero puesto en abogado del diablo, lejos de justificarlos, hay que tener en cuenta la situación de los habitantes de tantos municipios del interior en los que el transporte, el colectivo, es absolutamente ineficaz. Los entuertos entre los empresarios de este sector y los políticos de turno, que reciben su tajada por otorgar las concesiones y luego por esto no pueden demandar un mejor servicio, ni aplicar sanciones ejemplificadoras, hacen que éste prácticamente nunca cumpla con sus frecuencias. Y que todo lo que se haga al respecto sea puro jarabe de pico. Ergo, si tampoco hay subtes o trenes, y uno lleva una vida más o menos normal, en la que tiene que estar en el trabajo a una cierta hora, y luego en otro lugar, y a buscar a los chicos a la escuela a tiempo, resulta imposible calcular los tiempos. Entonces ¿qué hace la gente? Recurre a las motos, a los ciclomotores o a comprar viejos autos destartalados para poder transportarse. Por eso, en muchos de estos accidentes que luego tienen repercusión pública y livianamente se lanzan culpas, la corrupción también anda manejando.

sábado, 6 de marzo de 2010

Novedad: Lanzan el Citroën Berlingo 2002

Presentada en Expofacho, donde se apiñaban productores agropecuarios que añoran la etapa pre kirchnerista, lógicamente iba a ser bien recibida la nueva Berlingo 2002, un producto anterior a la época que tanto detestan. Dos nuevas motorizaciones equipan a la gama: la naftera conocida en otros modelos de la marca, de 110 CV y un nuevo 1.6 HDi con 90 CV, acoplados a una convencional caja de quinta. Por supuesto, aún no se conocen las versiones y los precios, porque el muchacho que se encarga de definir estas cuestiones en Brasil se tomó unos días. Este no es otro que el Berlingo que se presentó en Europa en 2002, que llega a nuestras costas con un poco de atraso. Lo habrá traído el General Alais. Es de remarcar que en el Viejo Continente ya hay una nueva generación de Berlingo que aquí llegará más o menos en 2037. "-No nos molesta la antigüedad del modelo-", decía un entusiasta miembro de la Sociedad Rural, "-al fin y al cabo, nosotros queremos el país de 1890-", vociferaba, entre las risas de sus compañeros. Las variantes de carrocería siguen siendo la Multispace y el Furgón, y el restyling abarca principalmente el frente y el interior. El sector posterior no, porque cuando el auto ya pasó, tu opinión no importa. Así, la renovada trompa de la Berlingo 2002 presenta nuevas ópticas y parrilla, además de paragolpes, capot y guardabarros. Es decir, no le falta ningún pedazo. El interior consta de un nuevo tablero y contrapuertas. El equipamiento es bastante completo, o al menos suficiente para que los periodistas que aman a De Angeli, Buzzi, Biolcati y compañía, y las señoras caceroleras digan que "antes la F100 era un tractorcito de porquería, ahora los vehículos que tienen los que trabajan en el campo tienen aire acondicionado y dirección", como si esto denotara un progreso. Esta Berlingo se apresta a darle una dura lucha a la Renault Kangoo, que es un poco más moderna, porque originalmente data de 2003, y la Peugeot Partner, que pronto se pondrá a tono con esta versión. ¿La podremos comprar con los dólares que nos devolvió Duhalde?

sábado, 27 de febrero de 2010

Chrysler Dodge RAM 1500: Secreto revelado.












El camuflaje no nos engaña. Detrás de esa suciedad, esos espejos mal colocados, la patente vieja detrás del parabrisas, los faros delanteros descolocados, está la respuesta del grupo Fiat, propietario de Chrysler, a la Volkswagen Saveiro Cross y tal vez, hasta a la Amarok. Los italianos quieren dar pelea en todos los frentes y, pese a que en ese nicho tienen la Strada, lo competitivo del mercado de las pick up pequeñas les habría hecho tomar la decisión de abarcar mas espacios y reflotar esta versión utilitaria de nuestro robusto y archiconocido Dodge 1500, que también supo llevar la marca Volkswagen. Un verdadero desafío en el mercado brasilero que parece muy ávido de este tipo de vehículo, utilizado allí como alternativa de fin de semana. Por supuesto que la mecánica estaría totalmente revisada y sería el conocido motor 1.8 que también equipa a los Fiat y a otros productos de la línea Chevrolet, aunque se espera una versión diesel para dentro de unos meses. No se descarta tampoco un potente HEMI para mas adelante. El equipamiento sería muy completo y no excluiría una versión 4x4 con ABS y computadora de a bordo. También habría una versión netamente utilitaria con menor equipamiento. Las versiones sostienen que se fabricaría en Córdoba y sería una suerte de relanzamiento de la marca Dodge o Chrysler -todavía no está decidido bajo cuál de los emblemas vería la luz- en nuestro país. Bromas aparte, este ejemplar es lo que queda de una Eniak Durango, versión Pick Up y 4x4 del Volkswagen Dodge 1500, que se produjo desde el año 86 por no mucho tiempo. La de la foto sería una versión 4x2 que se lanzó tiempo después de la 4x4. Tiene un chasis tipo escalera y había una versión con motor dodge 1.8 y otra con el motor Ford 3.6 que llevaba el Falcon SP. La empresa fabricante, Eniak, también vendía el Antique, un deportivo con look años '30, mezcla de Jaguar SS y de Morgan Plus 4. Todo duró pocos años. La primer crisis fuerte se llevó a Eniak vaya a saber dónde. Sin embargo, aún se conservan Antiques que corren en competencias tipo 500 millas a lo largo del país y alguna que otra Durango bastante deteriorada como esta. Y he aquí como era la Pick Up Durango originalmente. Bastante parecida a la Toyota Hilux de esa época.

jueves, 25 de febrero de 2010

Una sensación parecida.

He vuelto a mirar una y otra vez el Chevrolet Agile, como para intentar convencerme de que es lindo. Pero cada vez le encuentro cosas peores: los marcos de las puertas pintados de negro brillante, la curva de la cintura en las puertas delanteras, la enorme parrilla y los orificios de ésta, el "ojo egipcio", la luneta terminada en punta, la forma indeterminada de los faros traseros. Creo que Pipo Pescador compuso la "Canción del auto feo" pensando en este modelo. Y allí, precisamente en los faros traseros, me detuve la última vez. Porque además de feos, son imbricados, complicados innecesariamente, con texturas muy raras en los plásticos, hasta que me percaté de un detalle que no había advertido antes. Sobre el sector lateral de estos faros, dentro del mismo plástico, en un sector que queda casi transparente -es algo muy dificil de describir- hay un logotipo con la inscripción "Chevrolet". Ahí nomás, pensando en los diseñadores sentí una sensación muy, pero muy parecida a la vergüenza ajena...

miércoles, 24 de febrero de 2010

Eramos pocos y llega el DS3...

Como cuando una tía nos regala, una vez más, un pack de pares de medias, como mi cuñada cuando me regaló un disco de Phil Collins, como quien descubre que ese juguete carísimo que le compramos a nuestros hijos es una reverenda berretada, con ese sentimiento, con esa misma sonrisa de ojos que buscan algo más recibimos la noticia de que Citroën va a presentar en la Argentina en 2011 su modelo DS3. No sabemos si lo van a producir en el Mercosur o qué. Aunque para traerlo importado no tendrían porqué esperar al año que viene. Esta especie de Mini Cooper franchute es lindo, para qué vamos a negarlo. Aunque no sabemos cómo hace el que viene atrás para mirar hacia afuera. Es lindo, y a la vez tiene todo (líneas marcadas, molduras, tomas de aire) para fascinar al diseñador brasilero que ya debe estar garabateando versiones 5 puertas, furgonetas y pick ups. Pero seguramente va a ser caro, muy caro. Y acá volvemos al tema-desvelo de Autopeste, acerca de cuál es el rol del automóvil en la sociedad actual, qué sentido tiene vender autos pequeños, de planteos egoístas, para pocos pasajeros sólo a los que tienen dinero, en un contexto de creciente escasez de petróleo, y no apostar a la vieja idea de un tal Henry y un tal Ferdinand, según la cual el empleado común podía tener un autito para transportarse él y su familia, en un medio como el nuestro, cuando en innumerables localidades del interior, el transporte público casi no existe, los caminos son accidentados y las distancias son largas. En esos pueblos, el que puede hacer un esfuerzo se termina comprando un Falcon destartalado, sin papeles y al diablo con la seguridad vial propia y de terceros, cuando no sube a su mujer y sus dos hijos a un ciclomotor. Una respuesta que imagino es netamente europea y no creo que fábrica alguna intente una "versión Mercosur" que la evite en nuestros pagos: en un continente donde el laburante viaja en trenes urbanos a todos lados, el patrón vuelve a su hogar en uno de estos "artefactos exclusivos". ¿Para qué venderle autitos baratos a empleaditos si con el tren llegan a sus casas tranquilos? En nuestro país, el patrón joven viajará en un DS3 mientras sus empleados se apretujan en el Sarmiento. Citroën, sin llegar a hacer una beneficencia que no le exigimos, pudo elegir y fabricar el nuevo C3, que seguramente sería mucho más masivo que el DS3, que seguramente se va a vender mucho más que el DS3. ¿No se dedican a eso las fábricas de autos, a venderlos? Pero en la Argentina asistimos a un fenómeno extraño: las marcas generalistas pretenden vender autos como si fueran artículos exclusivos. Más que marcas de autos, prefieren ser el cartel, la publicidad de la marca de autos. Y eso, si bien en términos de marketing puede ser juzgado como brillante para algunos pibes de aspecto cuidadosamente roñoso almorzando en Las Cañitas, no nos gusta. Para nada. Y una vez más vamos a asistir al desfile de cientos de tipos que la última vez que pensaron fue en 1987 y creen tener en su garage una leyenda, una exclusividad que resulta colectiva en todo su barrio ricachón: ¿un Jaguar XK120? ¿Un Mercedes alas de gaviota? ¿un Cord? No, un pedestre Citroën DS3...

martes, 23 de febrero de 2010

Consuelo de tontos...: Zastava Skala 55 modelo 2010!

Zastava es una histórica marca fundada en 1853, antes Yugoslava, ahora Serbia, que permanece en manos del Estado serbio en un 67%. Han fabricado en tiempos prebélicos camiones Chevrolet, pero en general se han dedicado a fabricar versiones de productos Fiat, con quien tienen un acuerdo mutuo. Durante los '80 desarrollaron un modelo denominado "Yugo", aunque también se llamó Zastava 102, que tuvo una cierta aceptación en los Estados Unidos. El Yugo tenía la plataforma del Fiat 127, nuestro Spazio o 147, pero también tenía algunas cosas del Fiat 128 y una carrocería que entonces parecía moderna. Precisamente, cuando el Fiat 128 era una novedad mundial, allá por 1971, comenzaron a producirlo con el nombre de Zastava 101. Una de las versiones, digamos de dos volúmenes, también venía con dos y cuatro puertas. Estas marcas, Zastava, Lada, Trabant, Skoda (que tuvo mejor suerte), etc, que tuvieron un cuarto de hora que más bien fueron diez minutos luego de la caída del muro, ya que vendían autos reconocidos a precios muy inferiores a los del resto de Europa, siempre han estado tratando de subsistir, y a veces las perdemos de vista y cada tanto uno va y averigua en qué andan. Pero a Zastava hacía años que no le pegaba una mirada. Así que muy grande fue mi sorpresa cuando vi que en pleno 2010 aún fabrican el Zastava Skala, que no es otra cosa que un Fiat 128 bicuerpo. Viene con el motor de 1116 cm3 a carburador, tan conocido aquí y desarrolla 55 CV, y la versión cinco puertas es la única que se produce, aunque hace un par de años había una versión a GNC de fábrica, y no sabemos cuan actualizadas están estas páginas. Cuesta unos 362644 dinares serbios, que equivalen a unos 5000 dólares, es decir, unos 19000 pesos argentinos. Acá van un par de fotos del sitio oficial de Zastava. Por un ratito sueñen que no estamos tan mal...

lunes, 22 de febrero de 2010

Pechito, y una corazonada.

Mientras en la Argentina la actividad automovilística comienza a ponerse en marcha, desde algún lugar de los Estados Unidos primero y desde su casa en Córdoba después, Pechito López se habrá preguntado si no tendría que estar subido a uno de esos autos que el año pasado lo vieran descollar en nuestras pistas. Claro, la cosa venía mas o menos bien y Pechito se iba a subir a un USF-1, pero la escudería se pinchó. (¿Acaso porque todo el proyecto era un poco endeble?) Comenzó entonces un vergonzoso empecinamiento contra reloj por ver si conseguía una butaca en la "máxima categoría". Porque pareciera que hay que elegir entre dos vergüenzas: la de volver al pago con las manos vacías o la de andar rogando por un lugar en algún equipo de olvidable campaña. Y ahí anda Pechito, luego de esperar en la cola del colectivo, seguro de que subía, el chofer arrancó antes cuando ya tenía un pie en el estribo, y lo vimos correr detrás del bondi con lo que llevaba en la mano cayéndosele en el pavimento y los papeles volando. Y a esta altura ya anda corriendo cualquier colectivo, tratando de subir por la puerta trasera, llamando remises y manoteando taxis. Me pregunto si es necesario que un buen piloto tenga que pasar por esto, y todo para subirse a una segura batata con la que en un día de suerte va a clasificar, y va a andar penando por la pista, con gomas muy usadas y sin posibilidad de probar demasiado para girar y ganar vueltas en la Formula 1 de hoy, que no será gran cosa, pero conserva el nombre. ¿O todo esto no terminará con el Estado Nacional poniendo más plata aún para que Pechito termine corriendo en una escudería lamentable, o peor aún, en una categoría menor? Ay, me late el Pechito...

sábado, 13 de febrero de 2010

¡Qué cheto! ¡Ahora llamamos a revisión a los autos que hacemos mal!

Una de las enseñanzas que me dejó este día es que mucha gente cree ciegamente en las comunicaciones que emiten las fábricas de autos, ya sea a través de sus propios departamentos de prensa o por medio de las publicaciones (revistas, suplementos de los diarios, etc) quienes nunca serán críticos con estas comunicaciones. Digo esto porque en los últimos días circuló la noticia de que Toyota deberá implementar un “recall”, "call back" o, como se está diciendo en castellano, “revisión” de algunos de sus modelos a raíz de deficiencias en el cable del acelerador o en el acelerador mismo. En nuestro país Toyota fue un poco ambigua en ese sentido y no quedó claro qué va a hacer. Por lo que entendimos, o aquí se fabrican nuevos modelos con partes que datan de antes de que se implemente esa parte defectuosa, o bien, esa pieza está en su Toyota y si un día usted sufre un accidente, la culpa será de lo mal que manejamos los argentinos. Ahora bien, el call back o revisión no es algo nuevo en la industria automotriz mundial. Haciendo memoria así nomás, recuerdo el caso del Ford Pinto en los años setenta, cuyo tanque de combustible se encontraba tan cerca del paragolpe trasero, que en caso de colisión por ese sector, el tanque explotaba. El defecto se intentó resolver, pero la suerte del auto estaba echada y Ford terminó por discontinuar un modelo francamente olvidable. Lo peor es que algunos circulan por nuestro país, y no sabemos si son de antes o después de la revisión. Otro caso que recuerdo es el de la Chrysler Caravan de primera generación. La cerradura del portón trasero era muy endeble y en un camino accidentado, o ante algún leve golpe desde adentro, solía abrirse. Esto determinó accidentes, en muchos casos graves, sobretodo en niños que viajaban en ese sector y se apoyaban en el portón trasero desde adentro. Chrysler llamó a revisión y cambió las cerraduras, perdiendo paladas de dólares. También recuerdo una novela titulada “Ruedas” de un tal Arthur Hailey, que fue best seller hace mas de treinta años y de la que también se hizo una película. La novela contaba la interna de las marcas automotrices estadounidenses. Uno de los casos es cuando en pleno desarrollo de un nuevo modelo, la empresa de los protagonistas descubre que es imprescindible colocar un refuerzo en el chasis que costaba unos pocos centavos de dólar. Sin embargo, al hacer las cuentas minuciosamente y en la cantidad de autos que iban a fabricar, concluían que esa pieza le haría perder a la compañía muchos millones de dólares, por lo que optan por no colocársela. Ahora, finalmente, pareciera que el “recall” está llegando a la Argentina. Si bien ha habido algunos casos, el tema está en cómo se lo maneja comunicacionalmente. Tal parece que Volkswagen en Brasil va a llamar a revisión a 200 mil Gol y Voyage por un desperfecto en la lubricación del eje trasero, y seríamos francamente imbéciles si nos creyéramos que ninguno de los autos que vino a nuestro país tiene ese defecto. De modo que ya están viendo que lo van a tener que implementar, y acá regreso con el tema inicial, el de la comunicación o cómo las fábricas de autos comunican en la Argentina. En Europa, recuerdo, cuando estas cosas ocurren, enseguida cualquiera puede ver en un diario un aviso muy sobrio, de fondo blanco y letras negras con el logo de la marca en cuestión, que dice más o menos así: “A los propietarios del auto tal: lamentamos informarles que si su auto tiene el número de serie comprendido entre tal y tal, posiblemente tenga un defecto en tal lado. De modo que les rogamos concurran a la concesionaria más cercana, donde sin ningún cargo, efectuaremos las correcciones correspondientes. Queremos pedirles nuestras sinceras disculpas por los inconvenientes que les hemos suscitado. Firmado: la empresa:” Es decir, la compañía se muestra al menos contrariada. Pero acá es distinto. Ya actuaron los creativos y lo presentan como un innegable avance –hasta tecnológico- de la empresa. Dicen que este tipo de cosas en el primer mundo es habitual y ¡qué bueno! ¡Qué responsables! Ahora lo estamos trayendo aquí también, como si fuera un peinado de Giordano. Eso me trajo a la memoria otras circunstancias en que las empresas abiertamente falsean la verdad y que se podrían incluir en una futura nota. Vamos a dejar de lado la primera de las mentiras, la de que tal auto se produce diferente a como es en origen porque “Lo hemos adaptado a los difíciles caminos del Mercosur”, y después vienen autos fabricados en Europa a correr sin problemas el Dakar. Una es cuando un cierto auto se deja de fabricar en todo el mundo y en el único lugar en que lo tenemos que seguir soportando es aquí. Entonces dicen: “Desde tal fecha, el modelo tal sólo continuará produciéndose en la Argentina, para, desde allí, abastecer a todos los mercados que aún lo requieran” ¡MENTIRA! Otra: un auto se está por dejar de fabricar en todo el mundo, pero acá recibe un restyling. El fabricante dirá: “La nueva versión del auto tal para el Mercosur incorpora soluciones únicas en la historia del modelo, ya que el rediseño le permite incorporar nuevas tecnologías con las que antes nunca había contado”. ¡VERSO! Otra: Un auto se sigue fabricando aquí, aunque en origen su sucesor ya está muy maduro. Hay quienes preguntan para cuándo el reemplazo aquí. La empresa dirá: “Lo que pasa es que el nuevo modelo es más grande, más potente, más lujoso…En fin, se corrió del nicho y nosotros aquí creemos que el mercado nos pide rescatar la esencia del modelo, la que lo hizo ser el noveno auto más vendido hace dieciséis años.” ¡POR FAVOR! En otra nota tal vez encaremos tan difícil tema. Por ahora me quedo con el manejo marketinero del tema “revisión” y lo casi inmoral del asunto, en tanto un defecto de fabricación puede cobrarse vidas. La del propietario del auto y/o las de los transeúntes, y el hastío por ese horrible tonito de : “Nuestro progreso nos catapultó al primer mundo: a tal punto que ahora revisamos los autos que hacemos mal.”

viernes, 12 de febrero de 2010

Un Cristiano con la viga en el ojo propio...

Ay, Cristiano...Tu cocoliche avanza hacia tus neuronas. Esa dualidad entre ser italiano y argentino a la vez, pero parecer más italiano, te ha ido mezclando las ideas. ¿O tal vez fueron los besos de Cecilia Bolocco? (¿le tocaste la ex mujer a un amigo? Eso no se hace!)¿Así que en la Argentina "no hay respeto por las leyes, los contratos y la propiedad privada"? Mirá vos, y lo fuiste a decir en la reunión que el Presidente Electo de Uruguay organizó en Punta del Este. Acaso estarás pensando mudar tu kiosco cordobés a la república oriental. Qué se yo...es un pensamiento...Desempolvo un artículo de La Nación del 15 de febrero de 2007, hace casi tres años. Y el título es revelador: "Fiat vuelve a fabricar en la Argentina". El artículo nos entera de que en aquel momento, hacían seis años que Fiat no fabricaba autos en la Argentina y que, a tal efecto, se había asociado con Tata, empresa de la India, para producir una Pick Up de esa empresa que aquí se vendería bajo la marca Fiat. De hecho, hubo un cambio de planes y el primer auto que salió de la planta de Córdoba fue un Siena en junio de 2008. Pero detengámonos en el título de la nota: ¿Cómo es que Fiat no fabricó nada en la Argentina durante siete años? ¿Acaso no está obligada por los acuerdos del Mercosur? El tema es sencillo. Nosotros enviamos autos hacia Brasil a cambio de que ellos nos envíen autos producidos allí a nosotros. Eso es un mercado común. Ahora bien: ¿qué ocurre si una empresa no produce autos en la Argentina y recibe constantemente autos de Brasil? En ese caso, Fiat es igual que Hyundai o Kia o Zastava o Studebaker, por decir marcas que no tienen presencia fabril en nuestro país y al no producir aquí, a sus autos hay que aplicarles un arancel de un 35%. que sabemos, provocan que muchos autos de Kia o de Hyundai queden fuera de precio dadas sus características. O sea que Cristiano violó las normas del Mercosur. ¿Y nuestro gobierno le aplicó a los Fiat importados desde Brasil el 35% de arancel desde el primer día en que se dejó de producir un Fiat en la Argentina? Respuesta: No. Este gobierno, el anterior, el que haya sido. El gobierno de esta Patria que según Cristiano, "viene de 80 años de decadencia" protegió a Fiat a cambio de la indefinida promesa de volver a fabricar en la Argentina y no despedir a los empleados que todavía quedaban en la planta (promesa que tardaron en cumplir todo el tiempo que se les antojó) al no aplicar una norma clave del Mercosur, y el cocoliche de Cristiano no vociferó reclamando legalidades. Claro, Cristiano nació en la Argentina, pero representa a un país tan avanzado, tan serio, tan honesto intelectualmente, tan de avanzada, que hacen leyes para perseguir inmigrantes y cuyo premier se la pasa de putas todo el verano, y a las víctimas de un terremoto les dice que se "han ido de camping" . Así que, con Cristianos así, uno no tiene ganas de ir a Misa. Cristiano, dejá de ver la paja en el ojo ajeno: como italiano sos un argentino impresentable más. Vos fuiste el primero que no respetó las leyes que le permitieron a tu kiosco italo brasileño vender aquí autos a precios menores a los que deberían haber tenido, en detrimento incluso, de las otras terminales que sí producían autos en la Argentina. Vos fuiste el artífice de que una gran empresa argentina como Fiat, que existía desde 1923 y que produjo el 600, el 1500, el 125, el 128 y tantos otros modelos que han representado una época en la automoción mundial se transforme en la oficina de atrás de otra filial Fiat que se fundó en Brasil en ¡1976! y que fabrica autos cuyas plataformas derivan de un auto de 1983. ¿Y te quejás de la Argentina? Vos y tantos de tus amigos son la verdadera decadencia de este país, el que no respeta sus leyes, el que lo vulnera y lo pisotea, Cristiano. Cuando quieras y no lo destruyas, Ezeiza es todo tuyo. Bah, de otro amigo tuyo... Y a todo esto, Cristiano ¿En qué quedó lo de la Pick Up Tata que prometiste para 2008?

jueves, 11 de febrero de 2010

¿Cómo saber que ya no somos jóvenes?

Una historia verídica. Me la contó un amigo que se había ido de vacaciones con su familia a Miramar. Admirador de los autos, conocedor, y en particular, fanático de aquellos autos de los setenta, había ido a comprar unas facturas con su hijo, de unos diez años, al que también le gusta y está empezando a conocer esto de las cuatro ruedas. En eso, doblando una esquina sobre la Avenida 23, mi amigo cuenta que ve una Coupé Torino blanca, inmaculada y, o muy bien restaurada o muy bien conservada. La coupé giraba junto a un terrenal Fiat Duna. Fascinado y en el apuro por que la coupé no se pierda de vista, mi amigo le señaló al hijo: "-¡Mirá! ¿Ves? ¡Eso sí que es un auto!-" Y el nene le respondió: "-Pero, Papá! Es sólo un Duna doblando al lado de un auto viejo!-" Creo que el nene sigue castigado, no se si por desconocer un Torino o por introducir a su padre en el irretornable mundo de la vejez...

martes, 9 de febrero de 2010

Fue amor...

Un piloto extraordinario, exquisito, fino. En la época en la que los pilotos de Formula 1 no provenían del Karting, no se comía un pianito. Era frío, matemático, reconcentrado. A quienes por los setenta éramos niños nos hizo picar el bichito del amor por las carreras y los autos, cuando cada escudería tenía su propio diseño, en vez de ser todos los autos iguales. Y nos levantábamos los domingos temprano para verlo correr. Carlos Reutemann era un largador excepcional, un tester envidiado por todos los equipos, tal como pude comprobar años después en mis viajes por Europa, donde lo llaman "Roitemann". Cómo olvidar aquella vez que, luego de varias carreras de vacas flacas, punteaba en Mónaco y la voz en el relato de Héctor Acosta, en la última vuelta se comenzó a entrecortar por la emoción de verlo ganar con ese Williams, relato que aún recordarían los programas que realimentan a la televisión si no fuera por el inolvidable gol de Maradona contra los ingleses en la voz de Victor Hugo Morales. Tuve ocasión de saludarlo siendo yo muy chico, mientras probaba un Lotus 79 totalmente negro y sin sponsors (la escudería había perdido la tradicional publicidad de John Player Special) en el autódromo de Buenos Aires, a fines de 1978. Le hablé de ese hermoso auto, de su chasis monocasco y finito, del efecto suelo, de Colin Chapman, como si lo conociera profundamente. Abrió los ojos celestes grandes y me dijo: "-Te voy a traer de mecánico-" Esa vez le dije cuánto lo admiraba. Muchos años mas tarde, en una redacción, y cuando ya había encarado su carrera política, tuve ocasión de volver a decírselo. Hizo un silencio largo, bajó la cabeza y pasándose una mano por la nuca me contestó: "-Había unos cuantos buenos, en esa época-" Claro. El fue subcampeón en la Formula 1 de Lauda, de Hunt, de Villeneuve, de Jones, de Piquet y tantos monstruos. Un tipo sencillo, parco, inescrutable, que se divertía ablandándole el Fiat Ritmo a Mimicha, cuando podía andar conduciendo un BMW M1. Después, la política. El menemismo, una gobernación dudosa en Santa Fe, la inundación no prevista, su apoyo a la oligarquía agropecuaria. Pero lo queríamos igual a este hombre al que Enzo Ferrari describió como "Atormentado y tormentoso" y muchas veces me pregunté si el viejo Enzo no habrá tenido razón. Hace un tiempo salió con esa frase acerca de dónde se tenían que meter la candidatura. No me gustó, como no me venían gustando sus acciones recientes. Y ayer, con otra, asegurando que los Kirchner se iban a robar la Casa Rosada y la Plaza de Mayo, y hasta acá llegué, Carlos. La frase, en apariencia inocente, pronunciada en una reunión de terratenientes, intenta generar la idea de que algo hay que hacer cuanto antes, o antes de que algo peor ocurra, y eso, en mi barrio, se llama golpismo. Ahora bien: parece que nunca temiste que Menem se robe algo y ahí si, callaste. Y toda esa chusma burguesa asustada que te escucha y que lapida a Maradona por cualquier frase pero cuando vos vomitás tus palabras, peinado y trajeado, dice que "representás el hastío de tanta gente". Por favor. No puedo evitar trazar una línea en la arena. Me cansé. Quince días atrás, este mismo gobierno al que vos das por sentado como ladrón, le daba dos millones de dólares a Pechito López para poder concretar su llegada a la Formula 1, y vos, que estuviste en las gestiones para conseguirlo, lo viste bien. Por todo lo que te quise, por favor, callate. Por todo lo que te quise, por favor, mirá a la gente que no tiene y no a los amigos con poder, y si construís en política, empezá por abajo, desde la militancia, no entre colegas millonarios que ven que pueden perder lo que fueron robando en otras épocas. Por todo lo que te quise, por favor, jamás te pediría que apoyes al gobierno: no es necesario, pero no seas funcional a lo peor de los gobiernos pasados. Perdón, Carlos, me cansé. Cuando corrías a 300 kilómetros por hora eras más inteligente y sonreías más. Acaso eras mas feliz. No te olvidaré arriba de un auto, pero como político, el futuro que nos deseás es parte de un pasado que bien nos haría enterrar definitivamente.

lunes, 8 de febrero de 2010

Chevrolet Corsa 2010: Lo nuevo que ya fue.

Hay lavados de cara que sólo corren las manchas. Eso parecerá ocurrir con la modificación, tardía, esperada, necesaria, del Chevrolet Corsa Classic, el auto más vendido en nuestro país y, bien o mal que les pese, la insignia de General Motors. Con todos esos laureles, podrían haberse esforzado un poquito más. En un par de meses tendremos en las concesionarias el restyling del veterano modelo y muchos de nosotros compartiremos muchas horas con esas formas, yendo a trabajar, a divertirnos, de vacaciones, o simplemente viéndolo por la calle. Pero el restyling no es ninguna novedad. En la China, el Corsa se llamó Chevrolet Sail. Lanzado en 2005, era exactamente igual al auto que vamos a ver próximamente en nuestras calles. Digo "era" porque el Sail que ahora se vende en China, no digo en Alemania, en Inglaterra, en Francia, sino en China, ya es otro auto, y lo que aquí llaman rediseño, no es otra cosa que el lanzamiento del auto que ya no se fabrica allí. Así que veremos una trompa que, al cabo de unos meses de verlo en la calle, no nos llamará la atención por su estilo. Es más, ni siquiera sigue las líneas de las trompas del Chevrolet Agile o del Spark lanzado hace unos meses en Europa, con esa gran parrilla de dudoso gusto, si, pero ¿no era la nueva línea de la marca?. Atrás vemos un cambio rotundo, pero con soluciones bastante impersonales que lo asemejan a algun auto japonés de hace unos años. La información nada dice de lo que ocurrirá con el Corsa 3 puertas, si recibirá la modificación en el frente, y en ese caso,qué pasará con su sector trasero, o si será desprogramado para "reemplazarlo" por su similar Suzuki Fun. Ya sé: se seguirá vendiendo muy bien y la gente de Chevrolet me va a decir que mis apreciaciones son erradas, pero ¿qué quieren que les diga? A mi, millones de moscas no me terminan de convencer...

viernes, 5 de febrero de 2010

Los patrulleros de Mauricio tienen ese qué se yo...

Madrugada de viernes. Un noticiero de C5N da cuenta de la inminente salida a la calle de la Policía Metropolitana. Con ese nuevo estilo pomposo de conductores de pie delante de gigantescas pantallas de plasma dialogando con otro que vaya a saber dónde está, pero aparece a través de uno de los plasmas, mostraban los elementos con que los nuevos superamigos van a combatir el crimen. Así, y en un tono épico, iban describiendo el uniforme, las armas, un cuatriciclo, etc. Todo con una imagen del elemento descripto y a su lado, escritas, las características que el mismo conductor iba citando. Hasta que llegaron a los patrulleros. Foto de una Chevrolet Meriva, y las características a su lado, al tiempo que el conductor leía: Puertas: 5. Motor: 1796 centímetros cúbicos, V8. ¡¡¡V8!!! ¿No van a ser muy gastadoras esas Meriva? ¿No será que sólo tienen ocho Merivas? ¿O fue una exageración del canal en tren de mostrar el poder de los Power Ranger de Mauricio? Como sea, General Motors no confirmó que esta nueva Meriva V8 vaya a salir al mercado.

miércoles, 3 de febrero de 2010

De(...)generaciones...

Entre todo el material que me llegó con motivo del lanzamiento de la nueva Volkswagen Saveiro, había una gacetilla, ya ni recuerdo donde la puse, que hablaba de que ésta era la “quinta generación de la Saveiro”. Comencé a hacer memoria y me faltaban al menos dos “generaciones” hasta que caí en la cuenta que el concepto “generación” aplicado a autos está muy confundido entre los compradores argentinos, y las terminales no hacen nada para aclararlo, en tanto se enganchan del error para llamar “generación” a cualquier mínimo restyling. Por ejemplo, el Volkswagen Gol, de donde proviene la Saveiro ¿Cuántas generaciones tiene? Lo siento mucho, pero voy a desilusionarlos una vez más: Tres. ¿Cómo es que se habla de cinco generaciones? Veamos. La primera generación del Gol es la que salió en Brasil en 1980. Era igual al primer Gol que conocimos en la Argentina, que cuando vino a estos pagos ya arrastraba uno o dos restylings. La segunda generación es la que se lanzó en 1994, que más tarde agregó la versión cinco puertas y que hoy pervive en lo que llamamos Gol Power, que recibió dos restilizaciones a lo largo de su vida, y la tercera generación es esta que soportamos, perdón, recibimos desde 2008, denominada Gol Trend y que aún no fue modificada. Podríamos decir groseramente que, para llamarse “generación” tiene que ser un auto totalmente novedoso respecto a su antecesor, o al menos, que cambie una cantidad significativa de piezas, pero que conserve algunas características como tamaño aproximado, nombre y ubicación en el mercado. Otro caso. ¿cuál es la segunda generación del Ford Falcon? Al menos aquí en la Argentina, ninguna. Todos los Ford Falcon argentinos pertenecen a su primera generación. Y una pregunta para analizar: ¿Y el Fiat Palio-Siena? Tema difícil: teóricamente es sólo una generación, pero los cambios han sido tantos, sobre todo en la última versión, que se abren dudas. Prácticamente todo el auto ha sido actualizado, y a mi juicio personal, muy mejorado. Yo diría que la última encarnación del Palio-Siena, es casi una nueva generación, pero no quiero que el agrado que con muchos pruritos siento por el auto me deje llevar. Como dice la erudita Jelinek: "Lo dejo a tu criterio". Pero recordemos que las modificaciones de farolitos, interiores, tapizados, agregado o cambio de motorizaciones, una trompa entera, ambos paragolpes etc. son sólo eso, modificaciones. ¿Estamos?.

sábado, 30 de enero de 2010

El semi-restyling de la Ford Ranger Cabina Simple

En la foto -oficial-, la nueva Ford Ranger Cabina Simple, con su ya conocido restyling de hace unos meses. Mírenla bien. La queja del comprador de una de estas camionetas en un foro me alertó del asunto. ¿ya se dieron cuenta? Les doy unos segundos más...Fíjense bien...¿Acertaron? Si! La caja! Increiblemente, inauditamente, vergonzosamente, la caja de la Nueva Ford Ranger Cabina Simple es la caja de la Vieja Ford Ranger Cabina Simple. De modo que quien compra uno de estos esperpentos va a tener una camioneta desde el frente hasta la mitad, reestilizada y más "moderna" y otra desde la mitad hasta el final de la cola, igual al modelo anterior. Observen que las molduras de la carrocería no coinciden con las de la caja, que incluso están a diferente altura y los pasarruedas son totalmente diferentes. ¿Vió lo que sucede en algunos pueblos, en los que un señor tiene una vieja F1OO y le coloca la caja de una F100 más moderna? Bueno, ni siquiera. En esta Ranger es al revés. ¿Qué pasó? ¿se olvidaron de diseñar algo tan poco importante en una camioneta como la caja? Más bien creo que una vez más se están riendo (perdón, pero no puedo escribir el término exacto) de los clientes. Si en un producto de $70.000 hacen eso, mejor ni pensemos lo que hacen en un auto de $45 o $50.000. Delicias de los productos Mercosur...

domingo, 17 de enero de 2010

INVESTIGACION: En la Argentina, los autos cero kilómetro del 2010 en realidad son modelo 1998.

Una vez más realizamos el estudio acerca de la antigüedad de las plataformas de los veinte autos mas vendidos en la Argentina. Recordamos a los lectores de Autopeste que esta idea se la "tomamos" a CESVI (Centro de Experimentación y Seguridad Vial Argentina),que suele realizar el mismo estudio, pero tomando como año de lanzamiento aquel en el que el vehículo se lanzó en la Argentina. Nosotros, en cambio, consideramos que el año a tomar en cuenta es el del lanzamiento en el país de origen de la plataforma, por entender que la tecnología que le dio origen pertenece a ese año y que rara vez -o nunca- un auto que se lanza en la Argentina lleva incorporadas mejoras que en origen no posee. Partimos de la base de que en nuestro país, una vez lanzado un vehículo, se le realizan modificaciones estéticas y hasta cambios totales de carrocería que lo hacen lucir mas moderno a medida que pasa el tiempo. De la misma manera, a partir de una misma plataforma original se generan nuevos modelos desconocidos en su país de origen. Sin embargo, su concepción original puede datar de varios años antes. Así como una modelo puede lucir mucho más joven gracias al Photoshop, los años que tiene, los tiene. La plataforma de un auto determina gran parte de su comportamiento estructural y dinámico y en muchos casos, su antigüedad no permite la utilización de materiales mas modernos que lo hagan económicamente mas eficiente, como también elementos que mejoran su seguridad. Nunca sabremos en qué grado influye la calidad de los autos en las consecuencias de los accidentes que hay en nuestro país. De ninguna manera afirmamos que los autos que tenemos provoquen accidentes y muertes, pero una plataforma moderna y una vieja puede ser la diferencia entre sufrir heridas más o menos graves y la muerte, en tanto, en los últimos años, mas autos europeos de precios cada vez mas bajos, han alcanzado las cinco estrellas de la EuroNCap. Los autos del Mercosur, al menos los veinte más vendidos en la Argentina, no superarían un test de la EuroNCap, a excepción que su similar europeo haya sido evaluado y el fabricado aquí conserve sus características originales, pero tampoco hay algún tipo de normativa de seguridad regional en la que nos podamos apoyar. De modo que desconocemos el comportamiento de una plataforma a la que se le ha implantado otra carrocería. Y en materia de antigüedad de las plataformas los autos con los que contamos no sólo no son modelo 2010, sino que ni siquiera han entrado al siglo XXI. Es decir, si usted comprara un auto el 1 de enero de 2010, esa plataforma data -en promedio- del 11 de febrero de 1998. Y en algunos casos hemos sido complacientes. Por ejemplo, la plataforma del Gol Power figura como de 1994, pero en realidad es una versión ampliada de la plataforma original del Gol, lanzado en Brasil en 1980. O en el caso del Ford Ka, cuya plataforma es la misma del Fiesta original de 1972, luego ampliada entre ejes y luego recortada en su voladizo trasero. O en la plataforma del tan deseado Citroën C4 y su hermano Peugeot 307, que es una lavada de cara de la del Citröen Xsara. Así que vean el cuadro y compruébenlo.

jueves, 14 de enero de 2010

Es posible

Una investigación del National Design Research Institute at San Orlando, California, determinó que, detrás de todas esas molduras, todas esas nervaduras, todas esas formas ociosas y todas esas líneas forzadas en el producto denominado Honda City, es posible que haya un auto.

¿Citroën Berlingo Ami o Citroën 3CVerlingo?

Recorriendo los distintos lugares de veraneo me llamó la atención ver la cantidad de camionetitas artesanales, algunas mejor hechas que otras, sobre la base de Citroën 3 CV o Ami 8. En estas fotos -disculpen la calidad- se ven dos Ami 8 y algo que alguna vez fue un Citroën 3CV. La Ami roja es más tipo furgón, y la blanca es decididamente una Pick Up, al igual que la derivada del 3CV, que estaba bastante deteriorada. Se suelen utilizar para reparto de mercaderías varias, para llevar perros a bañar en las veterinarias, para transportar las máquinas de los jardineros, e incluso vi una con la caja "playa" revestida de madera y adaptada para el uso en una vidriería. ¿Habrá sido un mercado que Citroën no exploró en los setenta? ¿O un mercado que tal vez se pueda explorar ahora? Todo esto me llevó a pensar que tal vez en ciertas regiones el uso que se le destina a los autos que todos conocemos varía de tal manera que, de ser impulsado, se generaría un nicho tal vez de cierta importancia y totalmente ignorado por quienes toman las decisiones mirando cómo se utilizan los autos en Rio de Janeiro. Y sería una verdadera adaptación al Mercosur.

martes, 15 de diciembre de 2009

Volkswagen Polo, Auto del año en Europa

El Volkswagen Polo fue elegido Auto del año en Europa. Esta noticia, que varios medios especializados han reflejado como un hecho empresarial más, tiene un rebote en nuestro país. Si Volkswagen en el Mercosur no tuviera ese capricho por diseñar modelos propios, algo quizás entendible en términos de patrioterismo brasileño, pero incomprensible a la hora de venderlos en la Argentina, si en vez de tener ese feo Volkswagen Gol Trend y su derivado Voyage, que no superan ninguna normativa europea ni ninguna normativa relativa a la seguridad en un país donde mueren 25 personas por día en accidentes de tránsito, hoy usted, tal vez estaría manejando un Volkswagen original, tal vez fabricado aquí, pero con la cucarda de ser el Auto del año, galardón que jamás obtendrá un auto Mercosur, y la seguridad de haber sido diseñado por los diseñadores de primera de la empresa. El Polo europeo tiene prácticamente las mismas medidas que el Gol del Mercosur y una plataforma que podríamos decir es la misma, y un precio similar, pero un diseño mucho más logrado. Es el auto que ocupa el mismo nicho. El diseñar un auto similar en el Mercosur es un mero capricho que busca agrandar las ganancias. No nos conforma con el anuncio de Volkswagen de traerlo importado en algún momento, porque sería redoblar la estafa. Le venderían un auto con las prestaciones del Gol, con el tamaño del Gol, pero a 15 o 20000 euros y ubicado en un nicho de mercado tan exclusivo como la poca capacidad de importarlo de la empresa. ¿Y no es que los autos aquí se modifican "para adaptarlos a las necesidades del Mercosur? El Polo alemán va a venir sin ninguna "adaptación", y toda es argumentación caería como un castillo de naipes. Sólo resta esperar que alguna vez los consumidores argentinos se dieran cuenta de lo que nos estamos perdiendo por convalidar en la concesionaria con los dineros que tanto nos cuesta ganar, productos de empresas cuyas oficinas locales son de cartón mientras las decisiones se toman en Brasil.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Diseñá tu propio auto brasileño!

Reconozcámoslo. El diseño brasileño ya tiene identidad propia. Y se impone frente a esos mediocres franceses, italianos, alemanes, ingleses, entre otros, que también pretenden diseñar autos. Pero AUTOPESTE no cesa de brindar servicios a sus lectores y les vamos a enseñar cómo, con algunas simples pautas, llegar a ser un gran diseñador del Mercosur Preste atención. 1) Un diseñador brasilero siempre está preparado para irse a trabajar a las marcas más emblemáticas de Europa, aunque después termine rediseñando el faro de un ciclomotor pequeño frente al Pan de Azúcar. Es por eso que en su cuaderno abundan bocetos de musculosos autos en ese estilo entre japonés, norteamericano moderno y coreano que tanto les gusta a estos muchachos. Ellos ya empiezan a diseñar a partir de uno de esos bocetos. Usted, lector, tendrá que empezar de cero. 2) Dibuje entonces, con lápiz o birome una especie de super deportivo de unos cuatro metros y medio de largo, dos metros de ancho y tres metros de distancia entre ejes. Evite las formas tipo Porsche, que son demasiado sencillas. Hágalo bien musculoso, con los pasarruedas bien marcados, con el capot bien largo para albergar un motor longitudinal y tracción trasera, cintura alta, ruedas bien grandes, tomas de aire verdaderas y falsas. Una vez llegado a ese punto, tendrá lo que todo diseñador brasilero tiene en su cuadernito. 3) Haga de cuenta que llamó el jefe y le dijo que el auto a diseñar es un sedán familiar de 3.8 metros de largo, 1.5 metros de ancho y con una distancia entre ejes de 2.4 metros, sobre una plataforma ya existente, de motor transversal y tracción delantera. Y que hay poco tiempo. Como usted no puede aceptar que todas esas formas tan agraciadas de su cuadernito jamás verán la luz de la calle, proceda entonces a agregarle al super deportivo dos puertas traseras y un baúl,siempre respetando el estilo previo. Seguidamente -las computadoras ayudan- adapte ese diseño a la plataforma que el jefe indicó. 4) Una vez logrado este esfuerzo, busque meticulosamente cada línea fluída e interrúmpala con curvas, cortes, líneas de refuerzo, agrandando formas cercanas, etc. Recuerde que, entre un punto y otro, en el diseño alemán hay una recta, en el diseño francés hay una suave curva, en el diseño italiano, una curva rotunda. Pero en el diseño brasilero hay una curva que se interrumpe con una recta hacia cualquier lado y retoma con otra curva que termina en una moldura. Todo en el menor espacio posible. Vamos, que va bien. 5) El diseño que va obteniendo no tiene que guardar ninguna relación con la línea de diseño que la misma marca sigue en Europa. Esto es porque, si se llega a vender en el Viejo Continente, la empresa madre lo va a hacer a través de una segunda marca radicada en un país ex soviético, y ni quieren que se parezca a los demás modelos "de primera". No se preocupe que es tarea de la gente de marketing decir que sí se parece a los diseños europeos. 6) Las ventanillas y la luneta trasera deben ser chicas. Este recurso sirve para aumentar la "sensación de tamaño" del auto, y a la vez disimula ciertas deficiencias estructurales de la plataforma. 7) Ahora si, ármese de una buena dosis de barroquismo y, a la "musculatura de algo que en algún momento fue un super deportivo, agréguele nervaduras,líneas redundantes, cavidades absurdas, molduras que rodeen superficies, spoilers inocuos y todo aquello que transforme su diseño en algo digno de tener una calavera o un dado luminoso como bocha de la palanca de cambios. No olvide hacer que el parante "A" sea lo suficientemente grueso como para que al doblar en una esquina, una viejita con el changuito de las compras, cruzando la bocacalle, sea invisible. 8) Súmele a las ventanillas espacios vidriados que no se abren, ventiletes sellados y todo aquello que facilite la tarea de los chorros. 9) Agrande los faros traseros. No tanto como algunos diseños alemanes de los 80, pero déles una distribución caprichosa de los plásticos, y en cada espacio incluya formas circulares, formas semicirculares, anillos cromados, proyectores internos muy visibles, focos a distintas distancias del plástico o directamente, póngales un plástico de color blanco traslúcido, como hizo el muchacho que tuneó el Renault 18 en la esquina de casa. 10) Una vez logrado esto, vaya al sector frontal. Ahí si: tome el auto más lujoso de la marca en Europa y copie la trompa, seguramente más grande que la del modelo europeo equivalente al que estamos diseñando. De esta manera se asegura A): que el diseño conserve la exageración y B):que ésta parte sea lo suficientemente ampulosa para compensar que el resto del auto no parece de la marca. 11) Una vez redondeado el diseño, no pinten los parantes de color gris mate bien oscuro como hace el 99% de la industria automotriz mundial. Hágalo de negro pleno oscuro. Agregue vaguetas con insertos cromados y algún detalle de moda en otras marcas. 12) Vamos terminando. Ahora la gente de marketing dirá que el nuevo modelo "sigue las nuevas pautas de diseño de la marca, presentadas en el prototipo XXX que presentó la marca en el Salón de Nairobi y que representan la nueva concepción de la empresa en cuanto a líneas de diseño" Cuando uno consulte qué otro modelo va a seguir las pautas del mismo prototipo, la respuesta es "no tenemos idea" Esperamos que estos consejos aporten algo a nuestros jóvenes lectores que quieren diseñar autos y vivir de ello. De nada.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Chevrolet Agile: ¿Algo nuevo bajo el sol?

Todos queremos que la planta de GM de Córdoba funcione y de trabajo a muchos empleados mas de los que tiene, pero, con una mano en el corazón y más allá de que el nombre "Agile" parece referido a los clientes a los que la marca pretende llegar: ¿les parece interesante el nuevo Chevrolet, en cuyo desarrollo hemos puesto plata todos los argentinos? Dicen que tiene una plataforma que mezcla las del Corsa y del Corsa II (Corsa B y Corsa C en Europa). Sin que sepamos cómo se pueden mezclar plataformas. Pero, mirándolo bien, y sobreponiéndose a la primera impresión de la novedad ¿no parece un Vectra reestilizado? Y del Vectra ya estamos hasta las pestañas. O tal vez es un auto con trompa de 2015 y puertas de la década del noventa. Más de lo mismo y van...

¡Autos mal diseñados!

Cuando se habla de inseguridad vial, siempre se pone el acento sobre la conducta de los conductores, los peatones y las personas que en general nos relacionamos con los automóviles. Y por supuesto que estamos de acuerdo. No hace falta recorrer demasiado nuestras ciudades para comprobar todo tipo de inconsciencia al volante, y también al manubrio. Pero poco se habla de la inseguridad que puede generarse a partir de las deficiencias estructurales que puedan provenir de la concepción de los vehículos a los que podemos acceder en nuestro país. No hablamos del mal estado de conservación de los autos, que también es otro tema, sino de los problemas que pueden ocasionarse a partir de los errores que las fábricas pueden cometer al momento de idear un modelo. Y vamos a mostrarles un ejemplo típico de un auto que circula por nuestras calles en grandes cantidades y es uno de los mas vendidos: el Fiat Palio Fire y sus faros traseros. Esta carrocería hoy se vende como modelo de entrada de la línea Palio, pero hasta que se introdujo la nueva línea de la marca italiana, estos faros equipaban a los Palio de mayor precio. Y el hecho de que sea el modelo de entrada a la gama lo hace lamentablemente aún mas masivo. La observación concreta es en el sector de las balizas- luces de giro, un elemento clave en la seguridad de los autos y a las que no suelen referirse demasiado los periodistas que en los tests demandan ABS triple y 45 airbags. En caso de que un auto se detenga por una avería en una ruta oscura o en una situación de riesgo, las balizas cumplen con la función de señalar la posición del vehículo. Ahora bien, ¿porqué hay una luz intermitente por lado y no una sola dispuesta centralmente? Porque además de señalar la posición del auto, las balizas tienen por finalidad dar una idea de tamaño del vehículo en cuestión. Es por eso que, en la disposición de los faros, la parte correspondiente a las balizas y luces de giro se encuentran en los extremos externos, para hacer visible el giro y para dar idea del tamaño del eventual obstáculo. Es por eso que la disposición de los faros traseros del Fiat Palio Fire es totalmente errónea. Y no se trata de una consideración de tipo estética. Las luces de giro se encuentran marcadamente hacia adentro de la línea externa de la carrocería, tal como puede verse en la foto, que pueden ampliar, si lo desean. En la oscuridad plena, el objeto (auto) a ver con las balizas encendidas resultará unos veinte centímetros más ancho de lo que aparenta. En la versión actual del Palio, los plásticos de los faros traseros vienen de color blanco. Tal vez en éstos, la solución esté en reemplazar el espacio correspondiente a las luces de giro y balizas por las de marcha atrás y viceversa. No hemos analizado la forma de construcción de estos elementos, pero la modificación tal vez pueda ser hecha en un simple taller de electricidad. El notorio error de diseño de Fiat es evidente, pero lo peor es que, pese a la cantidad de años que lleva este modelo de Palio en el mercado, la marca italiana nunca intentó una modificación.